Tratamiento Homeopático

Tratamiento homeopático

El tratamiento homeopático nutre y potencia la energía vital que regula el organismo, dotándole de una capacidad natural de auto-curación que le permite prevenir, curar enfermedades y lograr mayor equilibrio emocional.

Los médicos homeópatas vemos los síntomas de la enfermedad como las señales de que el organismo está poniendo en marcha este mecanismo de curación. Si lo potenciamos energéticamente facilitaremos volver al estado de salud anterior.

Una vez realizado el diagnóstico homeopático correcto, tras haber observado al paciente en su totalidad y realizado una historia clínica incluyendo su estado emocional y mental, el médico homeópata prescribirá el tratamiento homeopático que devolverá al organismo al equilibrio.

Todos los medicamentos homeopáticos son naturales y no tienen efectos secundarios, si bien es importante que sean prescritos por médicos que conozcan y estén convenientemente formados en los principios de la medicina homeopática.

Se utiliza con excelentes resultados en trastornos psico-emocionales, y se ha convertido en la terapéutica de elección en niños, embarazadas y personas alérgicas a otro tipo de medicamentos por la nula toxicidad de los medicamentos homeopáticos.

El tratamiento homeopático se puede utilizar simultáneamente con otros tratamientos naturales (acupuntura, osteopatía…), creando una sinergia muy positiva para el paciente y puede ser complementario al tratamiento alopático.